Cápsulas de café compatibles

Las cafeteras de cápsulas han supuesto una autentica revolución entre los amantes del café desde su aparición allá por el año 1986 de la mano de un fabricante que le vendió la patente a Nespresso. Sí, has oído bien, aunque no te lo creas ya hace tanto tiempo que las máquinas de café instantáneo llegaron a nuestra vida. Desde entonces, hasta hace apenas unos años, han sido usadas las cápsulas de café compatibles de cada una de las máquinas. Es decir, solo se usaban cápsulas originales porque, sencillamente, no existían otras.

Por eso, el precio era el que querían. Es decir, no tengo competencia, pues pongo el precio que yo quiera. Así de claro. Pero ¿qué ha pasado en los últimos años? Que las cápsulas de café compatibles han inundado el mercado y ahora, ya no es necesario comprar las originales. Aquí mismo puedes comprar cápsulas de café compatibles  sin necesidad de que sea de esa misma marca. Algo positivo para los usuarios pero, obviamente, algo muy negativo para las marcas ya que, el precio, es mucho más barato.

Capsulas de Dolce Gusto

Capsulas de Senseo

Capsulas de Nespresso

Capsulas de Tassimo

¿Qué pasa cuando uso cápsulas compatibles de marca blanca en mi máquina de café?

Cafeteras compatibles

Lo primero que debes saber es que no pasa absolutamente nada si usas unas cápsulas compatibles de marca blanca en tu cafetera. Así que, por eso, no te preocupes. Se calcula que, exactamente, puedes llegar a ahorrar entre los 70 y los 100 euros al año si te decantas por las más baratas. Así que, no está tan mal la cosa, ¿no crees? Has ahora las marcas originales se defendían asegurando que las otras cápsulas eran malas para la máquina pero, la verdad, es que no les hacen absolutamente nada. De hecho, requieren la misma fuerza para perforar la cápsula y, por tanto, no hay ningún tipo de problema de presión. Además, en cuanto al sabor, los expertos aseguran que, pese a algunos toques muy ligeros y casi inexistentes, el sabor sigue siendo el mismo.

Aún así, debes saber que existen muchas personas que no están de acuerdo con ello y que realmente si que notan la diferencia. Nos referimos a los amantes del café aficionados desde ‘siempre’ a una marca y sí que pueden llegar a notar la diferencia. Pero sinceramente, no creemos que tengas que preocuparte por el sabor. Te seguirá gustando y te ahorrarás bastante dinero. Y oye, las cápsulas originales siempre estarán ahí para cuando las requieras.

Si te quedas más tranquilo te diremos que la OCU (la Organización de comerciantes española) realizó un estudió con dos cafeteras iguales y en una realizaron café con cápsulas originales y en la otra con compatibles. ¿Te imaginas el resultado? Después de 1700 cafés vieron que el estado de la máquina era exactamente el mismo. De hecho, ni siquiera la aguja que se encarga de hacer pasar la presión sufrió un daño mayor con las cápsulas compatibles. Defendían que en ambos casos hay que descalcificar la máquina igual pero que, a nivel de notar una por otra, el resultado fue el mismo.

¿Por qué ha pasado tanto tiempo hasta que hemos tenido cápsulas compatibles de marca blanca?

Te aseguramos que te va a sorprender. Verás, como te decíamos, en 1986 Nespresso puso en marcha esta máquina de café y, por tanto, se hizo con la patente. Pero, como te podrás imaginar las patentes caducan y la de ellos, acabó. Y por supuesto, en este momento, se abre la veda. Una veda que ponía muy en peligro el éxito de Nespresso ya que otros competidores ponían las ‘mismas’ máquinas con cápsulas a precios más baratos. Y, por supuesto, las cápsulas compatibles de marca blanca que ello conllevaba. Eso sí, también tienes que saber que al comienzo siguió liderando gracias a su calidad. Pero, también hay que destacar que gracias a que la patente se hizo ‘pública’, ahora podemos disfrutar de una gran variedad de cápsulas de café. Porque oye, al final, la presión hace a las marcas espabilarse.

¿Dónde puedo conseguir cápsulas compatibles?

Cápsulas de café

Pues en prácticamente cualquier lugar. ¿El más cómodo? Aquí. Nosotros te proponemos una opción cómoda y rápida para que recibas tu pedido en casa lo más pronto posible sin que te tengas que preocupar por nada. Muchos amantes de las cápsulas Nespresso recordarán tener que ir adrede a la tienda oficial a comprar las cápsulas. Hoy, eso ya es cosa del pasado y se pueden conseguir en la mayoría de las tiendas de tu alrededor y en infinidad de páginas de internet que, ya te avanzamos, las tienen algo más baratas y suelen hacer incluso promociones.

Así que, apuesta por la comodidad en este caso y haz que te lleguen directamente hasta tu casa y, aprovechate, a su vez, de las promociones que suelen hacer y los descuentos. Además, de poder contar con toda la variedad disponible al acceso de un clic.  Y, si nos dejas darte un consejo, cuando las amantes del buen café siguen optando por Nespresso, es por algo.

¿Qué diferencia hay entre las cápsulas originales y las compatibles de marca blanca?

Pues mira, nos vamos a atrever a decir que ninguna. Aparte claro está, del aspecto exterior que sí que difiere. En cuanto al material y la forma, son prácticamente iguales. Obviamente debe ser así para que funcione correctamente en la máquina (sea cual sea su marca). Pero ahora vamos, realmente, a lo que más nos interesa. El sabor.

En primer lugar queremos contarte que existen dos tipos de cápsulas diferentes:

Capsulas más de un solo uso.

  • Las cápsulas de más de un uso. Que son más bien un envase al que le puedes ir metiendo tú el café y se pueden lavar fácilmente. Las cápsulas se venden vacías y tú eres el que, en casa, introduces el café en ella, la cierras bien y la introduces en la máquina. Al acabar de hacer el café, tan solo tendrás que quitarla y fregarla. La tendrás lista para todas las ocasiones que necesites. Por cierto, usa solo cápsulas destinadas a ello. Ni se te ocurra rellenar cápsulas de uso único ya que podrían pasar trozos de aluminio al café.
  • Las cápsulas de uso único. Las normales, las que todo el mundo conoce. Aquella cápsula o bolsa que metes a la cafetera y que, al tenerlo, simplemente tiras.

Llegados a este punto te ponemos un ejemplo. La patente de las cápsulas de Dolce Gusto acabó en 2015 y desde ese día cualquiera puede ponerse manos a la obra y hacerlas pero, ¿qué pasa con el sabor? Pues el sabor, si se hace bien, es prácticamente el mismo. De hecho, diversas marcas se han puesto las pilas y las han (casi) calcado. Así que, la decisión es solo tuya. ¿Sabes lo mejor? Que encima las puedes encontrar en la mayoría de sabores. Sí, sí. Desde el descafeinado, pasando por el cortado, el café largo, solo, con leche, capuccino y otras muchas variedades de las que te hablaremos más adelante.

¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de rellenar las cápsulas reutilizables?

Mira, aunque el proceso sea fácil, sí que es necesario que sepas que no vale cualquier tipo de café. En primer lugar deberás de enterarte que tipo de granulado acepta la máquina para no meter la pata y evitar ciertos atascos en la cafetera. Así que, una vez tengas claro eso, puedes comprarlo y proceder a rellenar. Pero ¿hasta dónde hay que llenarla? Dependerá, obviamente, de lo fuerte que quieras el café. Si la llenas por la mitad te saldrá algo más aguado y, si la llenas a tope y presionas, te saldrá algo más fuerte. Parecido, este último, al de las cápsulas originales Nespresso Lungo (por si te sirve de referencia). Por cierto, ten algo más en cuenta. En el mismo momento en el que saques el café de la bolsa, mételo directamente en la cápsula y séllala rápido para evitar que el aroma se escape. ¿Son las cápsulas reutilizables resistentes? Bueno, depende de la marca que uses. De normal una de las cápsulas llamadas reutilizables pueden darte para unos treinta usos hasta que empiezan a deformarse.

La gran variedad de sabores de las cápsulas compatibles

Como te hemos comentado antes, ahora las máquinas de café ya no solo hacen café. Sí, parece una enorme tontería pero así es. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no a todo el mundo le gusta el café o, simplemente, quiere tener otras opciones igual de buenísimas. Así que, dicho y hecho. Desde hace años puedes tener ya a tu disposición en los supermercados (y esta web) toda esa gran variedad de sabores.

Pero espera, no te hemos dicho cuáles son. ¿Qué te parecería un chocolate bien calentito sentado en el sofá una noche de lluvia en invierno? Nada mal, ¿verdad? Pues eso mismo te lo ofrecen ya las marcas. Es más, Milka, Nesquick o Schuchard también forman parte de esta historia. Hacerse un chocolate en tan solo veinte o treinta segundos, ¡es posible!

Y aún hay más, si eres de los que de vez en cuando les apetece un té, también puedes encontrarlo ya en cápsulas. La ventaja es que es igual que si te hicieras tú todo en casa pero, mucho más cómodo. Además, las marcas ya te ofrecen toda su variedad como el té con menta o té de frutas del bosque. Más fácil y rápido imposible.

Y, obviamente, y esto es lo mejor de todo, todas estas cápsulas las puedes encontrar ya en su formato de cápsula compatible de marca blanca. Sí, sí, en todos los sabores. Vamos, que tienen a Nespresso y compañía bien contentos… ¡Ya te podrás imaginar!

Por tanto, si quieres comprar cápsulas compatibles…

Lo tienes claro, ¿no? Si deseas comprar cápsulas compatibles lo tienes muy fácil y sencillo. ¿Cómo? ¿Te lo volvemos a explicar? ¡Puedes conseguirlas en esta misma página web! Sí, así de rápido. Por eso, no te lo pienses más. Si aún no te has pasado al mundo de las máquinas de café, ahora es tu oportunidad gracias a la gran facilidad para encontrar sus cápsulas compatibles. Haz un testeo, prueba varias y decide cuál hace el mejor café y, el que más te guste, apuestas por él.

Nosotros te ponemos todas las facilidades del mundo para que tengas acceso a las cápsulas de forma sencilla. De esta forma tú solo tendrás que esperar a que lleguen a tu hogar sin tener que preocuparte por nada. ¿Es o no es cómodo? Apuesta por las cápsulas de café y entiende porque todo el mundo las tiene ya. Y, si ya la tienes, descubre otro modo de comprarlas. ¡Te llegan directamente a casa! El buen café (chocolate y té) al alcance de un solo clic.