Qué hacer con las cápsulas de café vacías

Seguro que si eres de los que toma una o dos cápsulas del café al día, te habrás dado cuenta de la cantidad de deshecho que tiras tras un largo periodo del tiempo. Y es que, si lo piensas bien, las cápsulas de café son muy vendidas en todo el mundo y crean todas ellas unas toneladas de residuos que, te aseguramos, se podría evitar. Puede que no todo, pero al menos una pequeña parte. En este post te vamos a dar 10 ideas sobre qué hacer qué hacer con las cápsulas de café vacías. Ya verás como algunas de ellas te van a sorprender.

Para congelar hierbas frescas

Si eres de los que les gusta utilizar salsas en tus pescados o carnes este truco te encantará. Pon un poco de agua en la cápsula e introduce dentro tu hierba aromática favorita (hierbabuena, perejil, romero…) y mételo en el congelador. Cuando quieras salsa tan solo tendrás sacarla del congelador y utilizarlas.

Para poner distintos materiales en tu escritorio

Clips, grapas, elementos decorativos, purpurina, sellos… Puedes vaciar las cápsulas, limpiarlas bien y utilizarlas para meter todo tipo de materiales de oficina dentro. Además, las puedes pintar de diversos colores para que quede más bonito.

Utilízalas para hacer un sello

Tan solo tendrás que utilizar un cartón para crear aquello que desees y pegarlo en la cápsula. Luego ponle un poco de tinta y listo. Ya tienes tu sello totalmente personalizado.

Luces de navidad

Sí, sí. Se el más original este año en tus luces navideñas. Haz agujeros en la parte inferior de la cápsula y ve introduciendo en cada una de ellas las luces de navidad. Te quedará un adorno navideño perfecto y muy original. En este caso también puedes pintar las cápsulas de diferentes colores.

Maceteros colgantes

Te aseguramos que el resultado te va a encantar. Haz un pequeño agujero a cada lado de la cápsula y pasa un hilo por cada lado. Une unas cuantas cápsulas y crea distintos maceteros colgantes. Lo más difícil será encontrar el lugar perfecto para ellos porque quedan bien en todos lados.

Haz una cortina

¿Sabes esas puertas que dan a una terraza y que previenen la entrada de moscas y mosquitos? Pues eso mismo te planteamos. Tendrás que utilizar hilos largos para poder unir todas las cápsulas hasta conseguir que quede una cortina muy original. Por cierto, si tomas cápsulas de varios sabores mejor que mejor, así podrás ir alternando colores y dar vida a tu hogar.

Moldes para helados

Con la llegada del verano a todos nos apetece un helado bien fresquito.  Pues bien, las cápsulas pueden ayudarte a crear pequeños helados para refrescarte cuando lo necesites. Llénalas de tu sabor favorito y mételas al congelador. En unas horas tendrás un helado hecho totalmente a tu gusto.

Rellena las cápsulas de nuevo

Existen personas que reutilizan de nuevo las cápsulas de café. Tan solo tendrás que eliminar el aluminio de la cápsula vieja, lavarla bien y poner de nuevo dentro tu mezcla favorito. Tápala con un poco de papel de aluminio (que no sobresalga de la cápsula), y ya está lista para volver a usarse. 

Recipiente para aperitivos

Cacahuetes, pasas, chuches… Las cápsulas vienen genial para poner dentro tu aperitivo favorito. Además, te permiten poner varios para poder disfrutar de todos los que desees. También vienen genial para dárselos a los más pequeños para controlar la ración que comen.

Haz una lámpara

Puedes hacerla de pie o redonda. Es tan fácil como unir con una grapadora varias cápsulas de café hasta obtener la forma deseada. A continuación, pon pequeñas luces en cada una de ellas (las de navidad sirven) y consigue tener una lámpara muy bonita para cualquier rincón de tu hogar.

Como ves, te hemos dado unas cuántas ideas para saber qué hacer con las cápsulas de café vacías. No solo estarás ayudando al medio ambiente reciclándolas, sino que, además, conseguirás crear un hogar con mucha personalidad. Ten a mano pinturas y píntalas de tus colores favoritos. Dale tu toque perfecto y listo.

Leave a Reply